Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

lunes, diciembre 11, 2006

Pirulas de mentes dementes


Magnífico artículo el de J. J. Moralejo, no cabe duda. De puro sentido común (¡ay!, el sentido común.. qué pena)

Evidencia lo evidente: la falta de formación personal, de inteligencia y de reflexión de la casta política que nos gobierna.

Están (des)organizando nuestra sociedad una pandilla de descalabrados.

Pero nosotros los hemos elegido libremente. Nosotros permitimos que desarrollen sus aberraciones sociales. Nosotros los hemos facultado para que construyan esta sociedad de cuento y charanguera, paleta, cateta y analfabeta hasta el tuétano, ignorante de vocación y de afición.

Y esto evidencia lo evidente: la falta de formación personal, de inteligencia y de reflexión de los que elegimos a quienes nos gobiernan.

Y yo me pregunto:

¿Tenemos lo que merecemos? o ¿padecemos lo que se merece una mayoría?

Valga la humildad de admitir la primera pregunta como una afirmación; en ese caso, cómo el Gobierno (miedo da nombrarlo) garantiza que la educación funcione como un desencadenante del desarrollo personal, cívico, moral y ético que nos permita desarrollarnos como ciudadanos responsables que mediante la reflexión podamos desarrollar una tendencia política que nos permita elegir a unos gobernantes adecuados.

Pues lo ha hecho-hace a golpe de LOGSE-LOE. El mundo virtual en el que se desarrollan estas leyes, ha llevado-lleva a una multitud de alumnos a vivir mentalmente en un universo paralelo, tan alejado de la realidad social, como dichas leyes de la funcionalidad y de la calidad de resultados (Informe PISA 2003: los alumnos españoles se encuentran al final del aparato digestivo, en nivel educativo, comparados con el resto de los países en los que se editan periódicos)

Valga la soberbia de admitir la segunda pregunta como una afirmación; en ese caso, qué puedes hacer, sufrido ciudadano, preocupado por el entorno social, cultural y político que te ha tocado vivir, y sobre todo, que le ha tocado vivir a tus hijos.

Puedes poner la tele y después de visionar operaciones triunfo, grandes hermanos, tardes con Patricia, noches con Francisca… quedarás inmunizado. O más bien abobado. Ya está. Ciudadano modelo todo a 100. Y cuando lleguen las elecciones, a votar a ese de la sonrisa bobalicona. A ese otro no, que parece muy serio.

Pero también puedes resistirte. En ese caso hazlo en silencio. Que no te oigan, que no se den cuenta. Si despiertas sospechas provocarás enseguida una cascada de adjetivos del tipo: carca, retrógrado, facha, conservador, reaccionario…

Este es el precio de no ir con la corriente de la progresía y del buen rollito.

Hay que ver la que está cayendo y la que está por caer (como no lo remedie el sentido común).


Tiquíades


Enlaces relacionados:

Pirulas mentales

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner