Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

viernes, abril 09, 2010

Multicultura-manía


Bien amigos, hoy os vamos a enseñar cómo organizar una fiesta jolgorrio con dinero público y que quede fino.

Seguramente algunos pensareis que lo normal será utilizar el dinero de todos para encargar un buen número de kilos de churrasco, sardinas, pan, pulpo, o cualesquiera que sean los alimentos de temporada, conseguir el patrocinio de alguna empresa de refrescos o alimentación, regarlo todo con vino del país, poner música pachanguera, quizá incluso gaitas, y a disfrutar y bailar todo el día y toda la noche. ¿Sí? Pues no, amigos, os equivocáis por completo. Una fiesta de ese tipo sería inmediatamente calificada de paletada, vergüenza, despilfarro y/o compra de votos, al más puro estilo caciquil años 80. Naftalina, caspa, abucheos, críticas y bochorno a raudales. Ese no es el camino, amigos.

Hay una forma inteligente de hacer que nuestro fiestorro no solamente no sea mal visto, sino que pueda considerarse un acto cultural y enriquecedor del espíritu. Como lo habéis leído, amigos, la palabra clave es “multicultura”. Nuestra fiesta no será una fiesta, sino un “encuentro multicultural” para reflexionar. En lugar de chorizos criollos de la tierra vamos a poner salchichas diciendo que son alemanas, los trozos de churrasco tan populares entre todos nosotros serán preparados al estilo belga, cambiaremos el vino gallego por la cerveza alemana, patrocinada por una conocida marca, y diremos que es una “oktoberfest” porque el nombre queda mucho más sonoro y con más clase que términos vulgares como “romería”, la música será de grupos poco conocidos, y entre medias pondremos unas películas de cine africano que nadie irá a ver, pero eso da igual. Y ya está, amigos, ya tenemos nuestra fiesta multicultural, podremos gastar dinero público en una gran carallada sin que a nadie le parezca mal, el lleno estará igualmente asegurado, todo el mundo aplaudirá, y además de pasarlo bien habrá gente que realmente se creerá que está aprendiendo la cultura de otros países. ¿Véis qué fácil?

Bien amigos, hasta la próxima semana.



Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

En cierto modo tienes razón!!. Pero lo más seguro es que te estuvieras cargando de cervezas allí, como muchos más, yo entre ellos. El problema de todo esto es que se le siga llamando Panxea, porque no tiene sentido, cuando lo organiza una empresa y de los gastos de casi todo, o todo, se encarga ese negocio de Carballo. El ayuntamiento nos vende la moto con la colaboración. Pero si este concello no tiene cabeza para estas cosas!!!.
Si no es por la iniciativa privada sería una mierda como todos lo años, con cuatro perroflautas y cuatro bloqueiros. Y ayer viernes había mucha gente y de todos los colores, por eso es mi primer Panxea, y encantado. Viva la iniciativa privada!!!.
El problema es de los que este gobierno os la mete doblada y os lo creeis todo.
Parece mentira, con los años que lleva evencio en política y aún no conocéis a su rebaño y a el buen pastor. Hizo teatro de joven y se le nota.
Por cierto, nunca mejor lo de rebaño, se mueven todos juntitos con el carnet en la boca de bar en bar, y el ideario bajo el brazo por si se encuentran con un fascista asqueroso(por ejm. yo), y soltarle el soliloquio marxista y de lo bueno que es el izquierdismo.
Me lo dicen a mí que soy zurdo!!.
Un saludo

10/4/10 16:05

 
Anonymous Anónimo said...

La cosa es tener algo que decir, cómo no. Si se hace porque se hace, y si se deja de hacer, porque hai falta de iniciativa o la chorrada de turno. Y el otro hablando de rebaños y pastores, cuando poco más que un traje atado a un palo les hace falta para mover la cabeza como resortes. En fin, como dice el otro, "é o que hai".

12/4/10 16:08

 
Anonymous Anónimo said...

La Panxea sirve para que 4 pseudo-artistas o proyectos debohemios de segundo nivel se pasen un fin de semana de juerga y alcohol a costa de dinero público.

Hace unos años el beneficio de los puestos venía sobre todo de los artistas o invitados que no pedian copas, pedian botellas directamente, y todo eso pagado por el concello de carballo.


Si ahora el innovador Guillin, reconoce que la actividad no es rentable aún pues más o menos lo mismo, y no lo será ente otras cosas porque la oktoberferst la conoce mucha gente en directo cuando tuvieron que emigrar, y no se la tiene que venir a enseñar nadie.

16/4/10 08:15

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner