Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

jueves, julio 12, 2007

Yo, Viña



Colean todavía, y seguirán coleando durante bastante tiempo, los ecos de la aprobación de las dedicaciones exclusivas del gobierno local de Carballo. Por eso, queremos realizar un par de nuevas reflexiones al respecto.

En primer lugar sobre el sorprendente y dispar criterio seguido para el otorgamiento de dichas dedicaciones. Mientras que Evencio Ferrero cumple su palabra de cobrar lo mismo que cobraría como profesor (cantidad por otra parte nada desdeñable que muchos carballeses quisieran para sí), para los demás concejales se fija el sueldo a partir de la cantidad que correspondería a la concejal de Cultura, Belén Lendoiro, sin corresponder para nada al sueldo que percibían (los que lo percibían) antes de llegar al gobierno. Y para liarlo más, luego de esta contradicción, el propio alcalde defiende que se deberían establecer límites y criterios objetivos para el sueldo de los políticos, como sucede en otros países. No podemos estar más de acuerdo con esta idea, pero si así piensa Ferrero, ¿no podría haberlo aplicado en este concello?

Y en segundo lugar llama poderosamente la atención que de nuevo el teniente de alcalde perciba emolumentos notablemente superiores a los del alcalde. Si el sueldo de Manuel Andrade fue una de las polémicas del pasado mandato, José Antonio Viña no le va a la zaga, y sin haber hecho apenas ruido cobrará una cantidad cercana (si no superior) a la del líder de Terra Galega. Este hecho ha causado cierta sorpresa dado que muchos han acusado tradicionalmente al socialista de pecar de falta de ambición. Por eso nos hemos acordado de la inolvidable serie británica “Yo, Claudio”, que tanto nos maravilló a principios de los 80, y que mostraba la vida del emperador Claudio, un político que alcanzó sus máximos objetivos gracias a aparentar indolencia y mantenerse al margen de las luchas de sus compañeros.


2 Comments:

Blogger Plataforma ciudadana said...

El Rànking dels alcaldes més ben pagats

12/7/07 14:30

 
Anonymous Anónimo said...

Número uno. ¿A qué viene comentar que el sueldo de Evencio no es nada desdeñable y que muchos lo querrían para sí? Pues que aprueben una oposición y saquen la plaza. Creo que es malicioso hacer esa acotación, cuando nadie tiene la culpa de que los funcionarios públicos cobren cantidades desorbitadas en relación con su función, nunca mejor dicho. Número dos, se nota que no sabéis muy bien de qué va Yo Claudio, cuando es una serie y obra que define las intrigas políticas de un modo tan sibilino que lo que pasa en el Concello de Carballo parecen discusiones de patio de colegio.

15/7/07 19:58

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner