Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

martes, julio 28, 2009

La farsa del Corredor


De veras que hay veces en que nos duele tener razón. Por ejemplo, echemos un vistazo al artículo que publicamos hace nada menos que más de 3 años, donde utilizábamos la película “The Running Man” (“El corredor” o “Perseguido” en castellano) para ilustrar un anuncio de Touriño sobre el corredor de Carballo a Fisterra, que más tarde se convertiría en la Vía de Alta Capacidade Carballo-Berdoias.

“En la película, el héroe Arnold acababa por desvelar que “El Corredor” (el programa de TV) no era más que una farsa destinada a engañar al gran público para conseguir audiencia. Esperemos que este corredor no tenga el mismo destino que otras “farsas” anteriores, como el peaje de la AG-55.”

Al margen de los retrasos reiterados en los plazos, este fin de semana nos ha dejado una de las peores noticias del año: la constatación de la gran farsa, estafa, mentira, o como se le quiera llamar, a la que se nos ha sometido a los ciudadanos de la Costa da Morte durante varios años. En efecto, la concesionaria de la autovía, la unión de Ferrovial-Agromán con Tabeada y Ramos ha renunciado a ejecutar la obra aduciendo dificultades de financiación. Los 195 millones de euros con los que supuestamente iban a construir una autovía con 4 carriles desde el principio y sometida a un peaje en sombra (pagado por la Xunta), resultan ahora ser insuficientes y las empresas solicitaban a la administración una revisión de las condiciones, es decir, más dinero para hacer lo mismo. Solicitud que durante meses fue ocultada vergonzosamente por la consellería que dirigía María Xosé Caride (meses durante los que se colocaron varias primeras piedras más falsas que una moneda de 3 euros), y solicitud que ahora ha denegado el departamento que dirige Agustín Hernández. La nueva Xunta dio un ultimátum a la concesionaria para que ejecutara las obras según su oferta inicial o renunciara a ellas, y esta última ha sido la opción elegida. Como le sucedía al Killian que presentaba el show de TV en la película, la farsa ha quedado desvelada.

¿Y ahora qué? Pues a esperar un nuevo concurso con nuevas ofertas y nueva empresa encargada de hacer las obras. Una espera que, además de tiempo, va a suponer ofertas más caras, aunque esperemos que más realistas. Sea como fuere todos nos quedamos como el público de “El Corredor”, con la cara de tonto de haber sido engañados durante tanto tiempo y con sensación de impunidad de unos políticos y unas empresas que han jugado con el tiempo, el dinero (muchísimo dinero) y el futuro de varias comarcas, como quien juega una quiniela. Si hay justicia, las sanciones deberían ser ejemplares. Lástima que por aquí no tengamos a ningún Arnold para poner las cosas en su sitio.



Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner