Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

martes, octubre 20, 2009

Si no lo veo no lo creo


Somos desconfiados, sí. Incluso es posible que hasta el punto de resultar aguafiestas. Pero con motivo. Porque llueve sobre mojado. Porque tenemos el culo pelado (con perdón) de escuchar cientos de promesas seguras, docenas de proyectos faraónicos, y miles de compromisos firmes e inquebrantables que a las primeras de cambio se tornan en promesas improbables o imposibles, en proyectos inacabados o inempezados, y en compromisos con pies de barro que no aguantan ni la primera prueba del algodón.

Y de entre la larga lista de incumplimientos que nuestras comarcas y nuestra pequeña ciudad acumulan en las últimas décadas, seguramente todos elegiríamos el peaje de la AG55 como el ejemplo más renombrado, por repetido, por mediático y por doloroso. Corría un año que no recordamos cuando el malogrado exconselleiro de política territorial, Xosé Cuiña (ese mismo que decía que el tal Pablo Crespo, el del Gürtel, era "oro molido") pronunciaba aquella frase de “lean os meus beizos, non vai haber peaxe na autovía”. E hóuboo. Y a continuación corrieron muchos años en los que la llamada “Plataforma pola autovía gratuíta”, presidida por Evencio Ferrero, exigió la eliminación de la tasa… hasta desparecer cuando Ferrero alcanzó la alcaldía y olvidó volver a luchar por la causa. Y corría el año 2005 cuando en sendos mítines celebrados en la capital de Bergantiños, el ex-presidente Touriño prometió rebajar el peaje, y el ex-vicepresidente Quintana prometió eliminarlo. Todos estos compromisos que, como huelga recordar, resultaron vergonzosamente incumplidos y olvidados.

En el año que corre, todavía el 2009, el por entonces candidato a presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, realizó la enésima promesa sobre la autovía AG55: que en caso de gobernar, reduciría el peaje con bonos para los usuarios habituales. Promesa que, como muchas más, fue recibida con aplausos, pero con la lógica desconfianza y con el comentario automático del “sí, bueno, ya veremos…” o “a ver para qué año…”. Hoy, la prensa gallega analiza los presupuestos de la Xunta para el año 2010, y entre las partidas destacadas en materia de infraestructuras aparece 1 millón de euros para pagar la reducción de los peajes de las autovías Baiona-Vigo y Coruña-Carballo. Habrá que seguir atentos al desarrollo de la promesa, pero debemos reconocer que es la primera vez en 20 años que alguien cumple con su palabra en este asunto. Y nosotros, si no lo vemos, no lo creemos.



Etiquetas: , , , ,

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Haber si es verdad, que buena falta hace, que ya son años y años escuchando a unos y otros, y el coste subiendo ta,bién año tras año.

21/10/09 09:13

 
Anonymous Anónimo said...

no creo que medio millón de euros, la mitad para cada peaje dé para una rebaja muy grande. porque suponiendo que fuera del 10% no creo que la recaudación de la AG55 sea de 10.000.000 al año sólo.

21/10/09 19:29

 
Anonymous Anónimo said...

A VER si es verdad que aprendemos a escribir!

22/10/09 22:07

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner