Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

viernes, septiembre 23, 2011

Seamos realistas, pidamos lo imposible



Con esta famosa frase del mayo del 68 reflexionamos hoy sobre dos de los grandes proyectos que afectan a Carballo. Porque para poner en marcha el curso político carballés los líderes locales nos han deparado una sorpresa. Cuando ya la creíamos definitivamente muerta, la saga del parking subterráneo carballés, más longeva que la Pesadilla en Elm Street, ataca de nuevo. Los 4 portavoces con representación en el salón de plenos han abordado una vez más la iniciativa, esta vez en un otoño que vive momentos de pánico por la llamada “crisis perfecta”. Y lo han hecho con argumentos ya conocidos en unos casos, y sorprendentes en los otros.

El de piñón fijo es, cómo no, Manuel Andrade, quien una vez más ha reiterado que si no hay parking a día de hoy es porque no le han dejado a él (y seguramente sea cierto, otra cosa es qué tipo de parking y a qué coste para los carballeses), que se puede hacer vía empresa pública o vía Concello directamente, y que la cosa está chupada. Por su parte Viña parece adoptar un tono más opositor y empieza a pedir al gobierno que se meta en faena, porque incluso en las actuales circunstancias le parece posible. Y Sueiro sigue la misma estela recordando la urgencia por la previsible pérdida de los aparcamientos habilitados en solares edificables privados, y considerando que si se hace un proyecto “realista” y sin “corchés do pasado”, puede salir adelante. El que más parece haber mudado de parecer es el alcalde Ferrero, quien después de liderar varias intentonas convencido de su capacidad de construir el aparcamiento, dice ahora que no sería rentable, y que, teniendo en cuenta la situación económica y legal de estos tiempos, pintan bastos. En cualquier caso, como la oposición dice estar decidida a presentar una moción para instar al gobierno a retomar el asunto, y el gobierno (oficial) está en minoría, parece que cuando menos vamos tener más secuelas de este culebrón. ¿Será realmente posible sacar adelante el parking subterráneo en medio de esta terrible crisis económica, y teniendo en medio un túnel inútil construido hace 7 años (¿quién sabe cómo estará por dentro a día de hoy?), un edificio del mercado recién retocado (que evidentemente no se debería de tocar) y una obras de remodelación de la plaza en ciernes?
Muchos dirían que es imposible. Pero claro que seguramente los mismos hace pocos meses dirían que, en plena crisis, con todo tipo de recortes en todas las administraciones, acometer una autovía de 50 km que nunca consiguió salir adelante en los años de bonanza pese a las muchas promesas y los varios intentos, también sería irracional. De hecho muchas fueron las voces que aseguraron que los últimos anuncios eran un bluf y que jamás la Xunta construiría la autovía da Costa da Morte. Y sin embargo, hace meses que las obras comenzaron y actualmente hay más de 120 máquinas trabajando a un ritmo que dicen frenético. Y es que de igual manera que hay quien hace que lo posible parezca imposible, también hay quien hace que lo imposible se haga posible. Y en estos tiempos necesitamos de los segundos.


Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner