Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

sábado, marzo 25, 2006

¿É máis galego quen fala en galego?


Gústanos o debate. E, agora mesmo, estase producindo un interesante con motivo do noso post titulado “Reflexión”, encol do idioma, quén é máis ou menos galego en función da lingua que fale, etc.. Como xa fixeramos noutra ocasión, traemos á primeira páxina un comentario de Calaf, coa intención de alimentar o debate e facernos pensar (eso era o que pretendía, precisamente, o post "Reflexión"):

Me permito la licencia de entrar en el debate, ya que parece que va cogiendo interés. Al respecto de la postura de Vítor Recarei, me temo que advierto unas cuantas contradicciones en sus palabras. Me da la sensación (tal vez equivocada) de que te ves en el compromiso de justificar unas afirmaciones profundamente equivocadas (por no decir absurdas), debido a tu militancia política. Prueba de ello quizá es que has tenido que entrar en el “fondo” del asunto en un comentario posterior, y dando un rodeo considerable. El caso es que entiendo tu posición comprometida, pero no por ello puedo dejar de decir lo que pienso.

Tu contradicción de base es la siguiente: “é galego quen se sinte tal”. OK, ahí casi podría estar de acuerdo; aunque si a un somalí que jamás ha pasado por aquí se le da por decir que se siente gallego, no deja de ser una tontería… pero en fin. “Quen fala castelán pode ser galego. Para min si”. OK de nuevo, por supuesto. Pero para terminar dices “Mais non deixa de ser un galego que renega a unha parte de si, el saberá porqué“.
Veamos: ¿por qué reniega de una parte de si? ¿Cómo puede renegar una persona de una parte de si, si cada persona es quién debe definir su forma de ser? ¿Quién decide que esa parte debería estar o no estar ahí? Consciente o inconscientemente los nacionalistas SI estáis otorgando credenciales de identidad. Partís de la base de que ser gallego implica hablar gallego. Lo que dices es que el que decide otra cosa, es “menos” gallego, ¿una degeneración de la raza, quizá, como dice Torrente? No admitís la libertad del individuo a decidir otra cosa. Ese es vuestro problema. Si gallego es el que se siente como tal, un tío que se siente gallego y decide hablar en castellano, ¿Por qué no es gallego 100% pura raza como vosotros? Porque vosotros definís la pureza de la sangre, el Rh, o como lo quieras llamar.

Luego podría entrar ...en algunos detalles de paso que me parecen equivocados o fuera de contexto:


1-Con respecto a las credenciales y la nacionalidad española, nadie ha decidido por ti; o en todo caso han sido tus padres y el azar (o Dios, dependiendo de tus creencias). Tú has venido al mundo en un país que se llama España, y tus padres te han empadronado. Por tanto, eres español como todos los que compartimos esa condición. Otros preferirían ser cubanos, y otros estadounidenses, pero esa es una realidad inmutable. Puedes decir que no quieres ser español, o que no sientes español, pero no puedes evitar ser español. Eso, como digo, lo decidieron tus padres y el designio divino.

2-En Galicia existe un “pobo común”, igual que en Malpica existe un “pobo común” (esta discusión sobre nacionalismo ya la he expuesto), y sí, la lengua es un vínculo de unión, qué duda cabe. Y la historia, y la geografía… por eso somos también españoles y europeos.

3-No sois unos radicales por defender eso. Sois unos radicales cuando decís que un gallego que habla en castellano pierde parte de su identidad.

4-Cuando defendéis la lengua gallega parece que estáis atacando a las personas que hablan castellano porque lo estáis haciendo. Porque no defendéis la libertad de la gente a elegir, sino que pretendéis imponer el gallego como única lengua en la vida pública, y me temo que algunos también en la privada. Hasta decís que no hablarlo es perder parte de la identidad.

5-Curiosamente, sobre Castelao también he hablado en otro debate. No entiendo esa obsesión dogmática de los nacionalistas con una persona que vivió una realidad de hace más de medio siglo. El comentario de 1936 de Carballo Dixital me parece bastante oportuno. Parece que como si Castelao fuera Dios y “Sempre en Galiza” la Biblia, con la única verdad revelada por el altísimo. Conocer el pasado es importante, pero va siendo hora de analizar el presente y mirar al futuro. Ah, y los personajes importantes, se llamen como se llamen, también han dicho estupideces, como todo ser humano.

6-Yo he leído el contenido completo de vuestra revista, y no creo que el texto esté sacado de contexto. Con respecto al exilio, ¿qué pinta en este debate la biografía de Fraga o la de Castelao? Pero qué manía con revivir el pasado. Qué nos importa a nosotros todo esto, si cuando tú (y yo) naciste Frando estaba muerto, sepultado y supongo que putrefacto. ¿Hasta cuando va a seguir el nacionalismo viviendo del victimismo (a veces falso, véase el PNV) y del pasado? En la guerra civil, independientemente de la valoración que se haga de ella, lucharon nuestros abuelos, no nosotros. Ni tú eres Castelao ni los demás somos Fraga. Miremos al futuro, por favor.

7-Con respecto a la normativización, no es un tema que me preocupe, pero no tiene sentido decir que el castellano cambia como el gallego. Introduce algunas palabras nuevas de vez en cuando. Pero no cambia de golpe y plumazo toda una ortografía que nos llevó años aprender, ni hay 70 grupos enfrentados en si debemos escribir como los portugueses, como en el siglo XIII, o en chino mandarín, y a ver si conseguimos un pacto entre todos. Esa barbaridad solo pasa aquí. Nadie ha hecho más por el gallego que Songoku y Shin Chan, y nadie ha hecho más contra el gallego que los “normalizadotes” y “normativizadores”.

8-Con respecto al reparto de consellerías en la Xunta, y las “preferencias” del BNG permíteme que esboce una carcaj… perdón una sonrisa. Un pouco de sentidiño, por favor.

Bueno, pues encantado de tener un nuevo contertulio con el que discutir. Espero que este debate haya sido tan fructífero y divertido para Vítor como para mí.

Un cordial saludo


(Por favor, se queredes continuar coa polémica, facédeo neste post)


11 Comments:

Anonymous carallo dixital said...

Evidentemente, cada un pode falar o que lle pete, sempre e cando non escupa cando o fai ou, polo menos, evitando que o contertulio reciba unha ducha que non solicitou previamente.

E se misturamos lingua con identidade, todo vale: incluso un pode falar galego en Galicia e non sentirse galego. Quén lle vai a dicir o contrario. As posibilidades son moitas, e ningunha e falsa sempre que a persoa en cuestión o sinta así ou a súa esquizofrenia llo permita.

Pero tal vez Calaf e outras voces estarán dacordo en que se produce unha disfunción ou anomalía no uso cotián da lingua (sexa cal sexa, pero limitareime ao castelán e ao galego en Galicia).

Por exemplo: cómo unha nena que durante trece anos fala unha lingua, poñamos o galego, cambia "de golpe y plumazo" á outra despóis de trocar de escola ou pasarse ao instituto, ou cómo se chame agora?

Supoñendo que era normal que falase unha lingua dun xeito natural, dende que naceu ata unha idade considerable (que, non hai que esquecer, coincide coa idade do pavo e esas cousas), deberíamos catalogar tamén como normal que cambie de idioma dun día para outro só porque se mudou, para estudiar, da vila á cidade, da aldea á vila, ou de onde sexa (onde falaba unha lingua) a onde sexa (onde se produce o cambio de idioma por numerosos factores)?

Xa digo, que cada un fale o que lle pete, pero hai unha serie de circunstancias que provocan este tipo de situacións. Outra:

"Manolo ten 19 anos e vive en Tella, onde naceu. É galego falante porque o quixo Deus, aínda que o seu tío, que é un pouco rojo, di que viu a luz no concello de Ponteceso por unha cuestión de azar e que, como alí a xente fala o que fala, o seu sobriño naceu, creceu e anda camiño de reproducirse en galego.

A Manolo, a verdade, todo iso da política impórtalle un carallo (analóxico). A él o que lle gustan son os coches e, de feito, sempre di que o mellor que puido facer foi deixar secundaria para meterse no taller de Nito, o cuñado da súa nai. Nas horas mortas, constrúe un kart caralludo.

E aínda que disfruta fuchicando nos coches, conta as horas que lle faltan para que chegue o fin de semana e así acercarse á Vieira a ver se cadra algo. Entonces, Manolo bota por dentro da camiseta a cadea co cristo de ouro que lle regalou a Tía e comenza a pensar que o azar hai que buscalo.

Y tú de dónde eres? -dille a unha rapaza que parece de fóra.

Manolo non sabe o que é a diglosia, nen falta que fai. Tampouco sacou o carné, pero conduce de carallo".

26/3/06 13:53

 
Anonymous Calaf said...

Por encima de todas esas situaciones hipotética que describes se encuentra la libre elección del individuo.

Con frecuencia buscamos excusas para justificar nuestros propios actos, "no soy yo, es la sociedad", "el entorno me condiciona", pero lo único que hacemos es ocultar nuestro miedo a aceptar las consecuencias de nuestras decisiones, nuestra responsabilidad, que es la otra cara de la libertad.

La adolescencia es una etapa complicada, por supuesto, pero al final el resultado debe ser una persona adulta con capacidad para decidir por sí mismo, y asumir la responsabilidad por ello.

(Jodó, qué filosofal me he puesto)

26/3/06 20:25

 
Anonymous Vítor Recarei said...

Quero dende aquí dar a benvida a Calaf a este debate ao que me incorporei e ao que, en principio, eu tampouco estaba chamado, aínda que si o fixen, por alusións, como se acostuma dicir.
E, efectivamente, como el di no seu remate, a bo seguro que será un debate fructífero, porque as nosas posturas son encontradas, mais onde hai argumentos sobre da mesa, todo debate é positivo.
Quero, tamén, lamentar de antemán o longo que me vai saír este comentario, mais eu non quería deixar sen comentar nada do que dixo Calaf (non vaia ser que, como na súa intervención, despois me teña que botar en cara que non conteste a algo, e teña que voltar máis tarde). Eu non fuxo ao debate, a ningún debate. Incluso creo que saberei recoñecer nalgún momento se non teño razón (que será máis dunha vez). Grazas, en todo caso, por adiantado, a Carballo Dixital por posibilitar este debate e publicarme íntegro este comentario que xa vai.

Di que no seu momento non quixen entrar no fondo e despois tiven que entrar no asunto nun comentario posterior. Ben, que cada un o interprete como queira. Quizais nun momento inicial non considerei que tivese que argumentar aquilo, en calquera caso a proba de que non teño medo ningún a dicilo é que, efectivamente, o dixen. Se lle dei moitas voltas, descúlpeseme polo meu estilo pouco directo. A verdade é que ás veces até a min mesmo me parezo moi lioso. Pero non será por non claridade ideolóxica, senón por limitacións no meu manexo da linguaxe. Desculpas. Igualmente, como peche do parágrafo, Calaf di que non por elo pode deixar de dicir o que pensa aínda que entende a miña posición comprometida. Nada ten a ver unha cousa coa outra, e eu pola miña banda agradézolle que participe deste debate, dicindo, efectivamente, o que pense.

O parágrafo segundo de Calaf é o que entra de fondo no asunto. "Partís de la base de que ser gallego implica hablar gallego". Ben, quizais é un defecto noso, quizais non. O Estatuto de Autonomía (que se redactou nun escenario no que os nacionalistas pouco puidemos dicir) di claramente que a lingua "propia" de Galiza é o galego. Por tanto, onde está o extraño? Por que a xente se sorprende tanto de que digamos isto? Enfadaríase alguén porque eu dixese que a lingua propia dun londinense é o inglés? Obsta isto a que ese londinense fale o idioma que queira? Outra cousa distinta é que, se el vai pola rúa falando alemán, moita xente non o acabe de entender. Aquí imos pola rúa falando castelán, e non se sorprende ninguén, a pesar de que non é a lingua natural de Galiza, pero porque todo o mundo sabe que formamos parte dun estado que a ten por lingua oficial, e que "no seu momento" (recalco coas aspas esa expresión) se nos impuxo e que hoxe é lingua máis ou menos habitual neste noso país. Pero en ningún momento podemos negar que a lingua propia de Galiza é o galego igual que a de Alemaña é o alemán. Cada un que discuta o que queira, iso ten pouco volta de folla.
"Por que reniega de una parte de si?" Ben, claro, ese é un debate que vai ao fondo do asunto, e daría para outra tribuna como esta (non vou ser eu quen eluda ese debate, se se quere dámolo, eu agora déixoo para outra porque sería longo de por si), pero resumindo, nós, os nacionalistas, defendemos que o galego, que a lingua na que, alomenos a maioría, aprendemos a falar, forma parte da nosa identidade, é non fai falla (ou si?) que deamos o debate sobre se as linguas conforman identidades ou non. Dende ese punto de vista que eu defendo, está claro que se renega de parte de un. Outra cousa é que un o vexa mellor ou peor, debate no que eu tampouco entrei. Por exemplo, ás veces, para acudir ao mundo laboral, tamén renegamos de parte de nós, por exemplo, renunciamos ao noso estilo de vestir. É isto malo? Dixen eu que fose malo renunciar a parte de un mesmo? O que si teño claro é que renunciar a algo propio (como a lingua) é ceder parte da personalidade, guste ou non guste.

E agora, para seguir o fío, vou ir punto por punto, seguindo os de Calaf, para que non haxa perdas.

No punto 1, di que ninguén decidiu por min, alude a designios divinos, etcétera. Pois non che é así, alguén decidiu, si señor, os lexisladores. Para ben ou para mal. "Otros preferirían ser cubanos... pero esa es una realidad inmutable". Falso. A aquel que non sendo español de orixe, pretenda selo, estalle regulada tal posibilidade, cumprindo determinadas condicións. Pola contra, a constitución deixa claro que ningún español de orixe será privado desta nacionalidade. E que eu saiba a ninguén se lle permite renegar da nacionalidade española (de feito, no seu momento houbo bastante polémica pola iniciativa de parte do nacionalismo vasco de impulsar DNIs vascos). Polo tanto, xa ves que non, nada de designios divinos, vontade do lexislador (lexisladores, certo é, lexitima e democraticamente elixidos). E tamopuco é certo esa afirmación de que esta é unha "realidad inmutable". Para nada. Os actuais estados e as nacionalidades que se lle asocian para nada responden a designios divinos, senón a historias de política, guerras... que máis dunha vez teñen pouco a ver coas realidades que amparen (obsérvese o caso de África, con estados debuxados con escadra e cartabón). Menos fe e máis realidade.

No punto dous case semella darme a razón, creo que non vou entrar a discutilo.

No punto tres fala da nosa radicalidade. Aínda que o parágrafo é breve, da para un debate que poderíamos titular "Que elementos definen a nosa identidade?" e a partir de aí ver cales son e cando un cede parte de si. Animo a abrir o debate, eu estou interesado.

No punto cuarto fala da nosa actuación a prol do galego. Efectivamente, nós queremos recuperar para o galego todos os ámbitos, porque entendemos que, á marxe de ser a lingua propia dos galegos, xa de por si razón máis que suficiente para que, por exemplo, as institucións galegas se expresen nesta lingua (porque as institucións rusas se expresarán en ruso e non noutra lingua máis acaída, como o inglés?), tamén é certo que de moitos ámbitos o galego foi expulsado, e de moitos outros aínda é renegado hoxe en día (véxase a polémica destes últimos meses por tres parellas que non puideron casar en galego). Sobre da privada, a cuestión cambia. Fora da actuación de cadaquén, que habería que valorar (eu non podo defender a todo o mundo), a miña postura é clara. Eu animo a todo galego ou galega a falar esta nosa lingua. Pero que non se me trate como un sectario. Un dos mellores amigos que eu tiven no instituto era natural de Valladolid, e sempre nos entendemos e, xa digo, fomos moi bos amigos. A moza do meu mellor amigo é carballesa e castelán falante, e levámonos moi ben. Eu animo a todas as persoas a falar galego, e non creo que estea mal que así o faga, pero cando falamos de imposicións hai que ter coidado co que se di.

Os puntos cinco e seis están moi relacionados, e o meu contertulio contradise a si mesmo. Di que que manía con revivir o pasado, e sen embargo tamén di que lle parece acaída a mención ao 1936. Pois non se entende. Eu citei a Fraga e Castelao, e á historia, por varias razóns. Primeiro, porque se aludiu á historia con ese pretendido gag de tachar a data de 1936, e despois porque nun momento dado se preguntaban dende o blog se queríamos expulsar a alguén. E quixen deixar claro que quen dixo esa frase non foi precisamente quen quixo expulsar a ninguén, senón que foi el o expulsado precisamente por dicir cousas como esa, e resaltar que, da outra banda, hai persoas que si colaboraron con réximes "expulsionistas", cal foi o caso claro de Manuel Fraga, a quen cito a modo de exemplo pola súa importancia para a ideoloxía dos "populares" e porque ademais é un caso en activo. E si, todos os personaxes históricos teñen dito estupideces, como o propio Fraga cando fai uns días dicía que os golpistas do 23-F eran un grupo de persoas con boas intencións, ou cando no prólogo dun seu libro di, sobre a época franquista, que a historia lle fará un xuízo xusto, quitándolle ferro a todas as tropelías cometidas.

No punto sete fala dos cambios no galego e no castelán. Efectivamente, o galego cambia. Pero é que precisamente pola nosa historia convulsa só levamos apenas unhas décadas cunha lingua "legal" e quizais sexa un problema ter que recuperar o tempo perdido. Non obstante, non é problema que non saibamos todos os cambios, xa digo que no castelán tamén hai cambios continuos e non os seguimos e seguramente o usaremos con erros, e a ninguén lle parece mal escribir incorrectamente. Por que nos lamentamos tanto de non saber escribir á perfección o galego? Hai que intentar escribir ben, sexa cal sexa a lingua en que o fagamos, pero teñamos compaixón de nós mesmos. Sobre o traballo dos normalizadores e tal, bueno, pois resultará que os grandes defensores do galego serán os que falan o castelán, e nós sen enterármonos. Evidentemente, Shin Chan fixo moito polo galego, pero para que filmes como ese se emitiran en galego houbo que loitar, e a loita dérona precisamente eses normalizadores a quen se acusa. Sen o traballo deles, o galego non estaría onde está. Pero vaia, é un debate creo que absurdo.

Sobre do punto 8, perdónolle a Calaf a risa, pero unha vez perdonada, se quere dar un debate sobre iso dámolo, agora eu unha ironía tan falta de contido, perdoaráseme, pero non a collo. Se se quere falar do tema, por min non hai problema.

E para rematar, máis unha vez, graciñas polo espazo concedido, e ánimo a Calaf, agardo que esta discusión se estenda no tempo. Para min será un placer, eu gusto moito destas conversas.

27/3/06 12:09

 
Anonymous Anónimo said...

E logo os que non poden falar e dicir os mudos ¿que son extraterrestres?

29/3/06 14:22

 
Anonymous Calaf said...

Gracias a Vítor por su respuesta, y perdón por mi retraso. La disponibilidad de tiempo, ya sabéis. Supongo que me toca la contrarréplica, así que allá voy:

En efecto el segundo párrafo de marras es la madre del cordero. Y tengo que decir que el argumento que utilizas rehuye hábilmente la cuestión. Porque en efecto el gallego es la lengua “propia” de Galicia. Pero es que también el castellano es lengua de Galicia. Las dos son cooficiales, y los ciudadanos tenemos pleno derecho a utilizar una u otra, o hablar en suajili sin nos gusta más, sin que por ello seamos más ni menos gallegos. Esto en cuanto al ámbito privado, y no tiene vuelta de hoja. Y en cuanto al ámbito público el propio Estatuto de Autonomía, junto con la Constitución (“norma de normas”) establecen que las dos lenguas son oficiales, y por tanto deben ser las utilizadas por las instituciones. Y esto tampoco tiene vuelta de hoja. Decir que un gallego que habla castellano no es gallego, es pretender doblar una hoja que no tiene anverso, lo cual implica romperla. Si lo dice un particular, pues bueno, allá cada cual con sus películas, pues no tiene capacidad coercitiva sobre los demás. Pero si lo dice un grupo político, cuyo objetivo es gobernar y por tanto tener poder ejecutivo y dictar leyes, la cosa cambia y es grave, porque sí que puede llegar a tener capacidad coercitiva. Y vosotros mostráis interés en meteros en la vida de los demás y limitar su libertad. Eso es lo que preocupa a mí.
Otra cosa es añadir el matiz de lengua “natural”, es decir, entrar en la cuestión de la dinámica histórica de las lenguas. En efecto, en Galicia el gallego es bastante anterior al castellano. Y yo quiero que se siga utilizando. Pero sin imposiciones. Primero, porque los países no los deben dictar los gobernantes, sino que los debemos construir sus ciudadanos. Somos los gallegos quienes debemos decidir, cada uno libremente, lo que queremos que sea Galicia, incluyendo en qué lengua hablamos o no. Me parece bien que hagáis campañas e invitéis a la gente a hablar gallego. Pero pretender imponerlo desde el poder político es un atropello intolerable. Y segundo, porque, aún admitiendo que esto es una cierta deriva, tendrás que admitir que el gallego tampoco es la lengua “natural” de Galicia. Es la derivación de una lengua impuesta militarmente, y bajo pena de muerte, por un imperio invasor (qué fascista, ¿no?). La lengua natural de Galicia sería la que hablaban los antiguos celtas (si es que eran celtas, que no está claro), suponemos que de origen germánico. ¿Sería más “natural” hablar alemán? O quizá tampoco, porque tengo entendido que antes de los celtas había otro pueblo llamado “oestrinnios” o algo parecido, a los que los celtas eliminaron por la fuerza. En todo caso esos fueron los primeros gallegos, y no hablaban nada parecido a “nuestro” gallego, sino más bien lenguas de raíz germánica de las que tan sólo nos han llegado algunos vocablos. Sí, lo sé, es una deriva histórica muy remontada al pasado y tal y cual, pero bueno, ya que hay quien habla del reino Suevo, para qué reparar en argumentos.

Con respecto a “renegar” de una parte de nosotros mismos, vuelvo a mi argumento anterior: yo decido mi forma de ser, con todas mis partes completitas, y reclamo la mayor parcela de libertad que sea compatible con la de los demás. Nadie me puede decir cómo debo ser. Si lo hace un tío por la calle, me trae sin cuidado. Si lo hace un grupo político, quieto parado. No admito esas imposiciones y mi deber es denunciarlo.

1- Eres español de nacimiento, y legalmente desde el momento en que te registran, no puedes cambiar eso. ¿Quieres renunciar a la nacionalidad española? ¿Me puedes explicar por qué? ¿Es cuestión de odio? Lo siento, a mí me gustaría tener la nacionalidad de todos los países del mundo. Aún así, y sin ser experto en la materia, creo que sí puedes renunciar a esa nacionalidad, siempre que te nacionalices en otro país. En Galicia no vale, obvio, pero si tanta ilusión te hace, yo probaría en Portugal. Y por otra parte, a mí me apetece nacionalizarme en Carballo: no me dirás que no somos un pueblo común con rasgos diferenciados.


2-3 No tengo nada que añadir a lo dicho.
4- Este punto ya lo he contestado en el preámbulo: ámbito privado, intocable. Ámbito público: bilingüe. Un particular invitando a hablar gallego, ok. Un partido político promoviendo que solo se hable gallego, o solo castellano, o todos mudos, yo no lo acepto de ningún modo.

5-6 No me contradigo. Hablo de la referencia a 1936 porque la he entendido como que irónicamente denunciaba esas ansias de mirar al pasado que yo achaco al nacionalismo. Y en el resto de tu comentario lo confirmas al volver sobre las biografías de un personaje histórico, y otro personaje semi-histórico, y a cosas que sucedieron hace más de medio siglo. Miremos al futuro, de nuevo por favor.

7- Yo no he negado los cambios y adaptaciones del castellano. Pero en esta lengua hay una academia seria que, sin meterse en la vida de la gente, introduce pequeñas adaptaciones a los tiempos de vez en cuando. Absolutamente nada que ver que el barullo que tenemos montado en la RAG, y que yo no creo justificado por la brevedad de su existencia. Si hemos aprendido una gramática concreta durante todos estos años, y no sé de nadie que haya muerto por ello, ¿a qué viene cambiarla? Ojo, no es introducir neologismos, es imponernos que hay que decir “grazas” en lugar de “gracias”, cuando yo jamás en mi vida he escuchado nada parecido. Y me reafirmo en lo de Shin Chan: la mayor normalización del gallego se produce cuando los niños ven que se utiliza de forma natural en su alrededor, y los dibujos son el mejor medio. Y la peor degeneración del gallego se produce cuando un hombre de 75 años que nunca ha utilizado una lengua que no fuese el gallego se queda con la cara a cuadros cuando en un partido de fútbol se dice que el jugador “é retirado polos padioleiros tras unha escordadura de nocello”. O cuando a los que hemos dedicado años a estudiar una gramática nos dicen ahora que no vale y hay que aprender otra. No me digas que no dan ganas de mandarlos a cierto sitio…

8- Siento no haber sido más explícito en mi sonrisa. Quizá es por mis ideas liberales, pero cuando alguien sugiere la santidad y la filantropía de un gobernante no puedo evitar “descongojarme”. Y dicho esto debo aclarar que la elección de consellerías del BNG me parece realmente brillante, pero desde el punto de vista político-electoral, no por amor al arte ni al prójimo. El BNG ha rechazado en la medida de lo posible las consellerías “pesadas” como Política Territorial, Medio Ambiente, Sanidad y Pesca, y se ha quedado con las de corte bajo como Cultura o Benestar, porque es la mejor forma de estar en el bipartito: evitar los marrones de tener que resolver problemas que habían prometido, y vivir de las palabras bonitas. ¿Qué haría el BNG con los peajes, como por ejemplo el de la A-55? ¿Qué haría con ENCE? ¿Qué haría con las listas de espera? ¿Qué haría con la flota de bajura? En lugar de eso, todos los días vemos a Ánxela Bugallo y Anxo Quintana hablándonos de lo maravillosa que es la Cultura y lo buenos que son con las mujeres maltratadas. Inteligente sí. Bondadoso, jejeje. Esto es lo que quería decir.

Por último, me permito dar un pequeño consejo a los nacionalistas, muy dados a decir que “os nosos son distintos, os nosos son mellores, os nosos son honrados, etc”. El abuso de poder y la corrupción no tienen color político. Son consustanciales al ser humano. No somos corruptos por naturaleza, pero somos corruptibles. Y el poder es un veneno letal. La única forma de evitarlo es colocando límites al poder, vigilando sin relajarse, y haciendo que la justicia sea eficaz e implacable con el que mete la mano. Si un partido pierde de vista este peligro y da por hecha la santidad de sus líderes, lo acabará pagando caro. Tiempo al tiempo.

En fin, lamento si el tono no ha sido todo lo cortés que pretendía. Es que últimamente me estoy aficionando al doctor “House” (lo recomiendo) :). Un saludo.

30/3/06 21:44

 
Anonymous vítor recarei said...

Saúdos outravolta a Carballo Dixital, e máis unha vez graciñas por ceder este espazo para un debate que, para min, dende logo, torna interesante. Quixera, non obstante, empezar polo remate, e adiantar que, quizais para saír do bucle sen fin en que estamos metidos, vou rematar o comentario con un cambio de rumbo (ao mellor fago outro comentario, polo da lonxitude, máis que nada). Non obstante, para que non se diga que escapo a ningún debate, vou respostar parágrafo a parágrafo ao comentado por Calaf, tentando non saltarme nada do esencial (non sei, o meu interlocutor segue reiterando que evito partes fundamentais do debate, e creo que fica claro que non é a miña intención, pero non sei se é que non me expreso ben, se non digo o que agarda que diga…).

“en efecto el gallego es la lengua “propia” de Galicia”. Alédome que se recoñeza, sinceramente. “Pero es que también el castellano es lengua de Galicia”. Ben, ningunha discusión, por imposición, pero certo é. “Las dos son cooficiales, y los ciudadanos tenemos pleno derecho a utilizar una u otra, o hablar en suajili sin nos gusta más”. Nada que discutir, xa que logo, a lei dío clariño (gustaría que todas as leis figurasen igual de clariñas e cumpridas que esta, por certo, como todas aquelas que en defensa da lingua galega se ditaron e ficaron ignoradas tanto tempo, como a que regulaba certas materias para o galego no ensino).
Sobre posturas persoais e de grupos políticos, opinións persoais e capacidade de coerción, manifestar o seguinte. A pesar da abstracción que parece conferírselle no teu comentario, os partidos políticos non deixan de ser grupos de persoas particulares ás que unen ideas comúns (no caso do nacionalismo, entre outras, esas), e a súa capacidade de coerción deriva, en democracia, da que a propia cidadanía lles outorga, neste caso das linguas (o nacionalismo nunca agochou as ideas neste senso) como en todos os demais, cal é a facultade de lexislar (a lexislación úsase mellor ou peor en moitos casos, e correspóndenos a todos valoralo, e a capacidade de coerción lexislativa tense utilizado ben ou mal para moitos ámbitos). “Y vosotros mostráis interés en meteros en la vida de los demás y limitar su libertad”. Todo lexislador rexe a vida dos lexislados, amigo Calaf, e as súas leis aféctannos invariablemente. O poder da cidadanía estriba en decidir cara a onde se lexisla, non en quitarlle a capacidade de lexislar aos parlamentares lexitimamente elixidos.

Sobre a deriva ao pasado, pouco que dicir, o amigo Calaf xa a medio camiño da a entender que non cre no argumento que manexa, así que para que comentalo. Podemos remar ao pasado, e rebuscar até o neandertal, ou inventarnos un futuro en materia lingüística, chámese esperanto (como algúns visionarios quixeron) ou inglés ou chino. Ou tamén podemos, como noutros parágrafos se reclama, ollar e analizar o presente: temos dúas linguas na Galiza, unha, creada polos nosos antergos, a partir da evolución de linguas anteriores, e unha segunda imposta. Guste ou non guste. A cousa é así. Eu defendo a nosa lingua propia, e admito que outros pensen distinto. Pero a realidade é a que é.
Con respecto ao de renegar, ser un mesmo e tal, dicir que, como comentaba ao comezo, este é un dos temas que comentarei ao final para cambiar a orientación, mais reiterar, para nós o galego é parte da personalidade dos galegos, xa que logo ceder na lingua é renegar de parte da propia identidade. Non obstante, como ben dis, cada un elixe se renega ou non, a iso si que non hai nada que dicir. Non cambia o concepto, ao meu ver, senón o valor que cada un lle da.

1-. Eu en ningún momento dixen que quixese renunciar á nacionalidade española, non terxiversemos. Só contestaba a un comentario anterior no que se viña a dicir que eu era español case “por designio divino” e que ninguén podía elixir ser cubano ou norteamericano, e na miña resposta anterior creo demostrar que si se pode adquirir a nacionalidade española mais non perdela, e que sempre e en todo caso estamos ante decisións dos lexisladores (outravolta os lexisladores) e nunca ante providencias.

2/3-. Pois se nada que engadir, nada engadimos. En todo caso, é outro dos temas que vou suscitar a debate.

4-. “Un partido político promoviendo que solo se hable gallego, o solo castellano, o todos mudos acepto , yo no lo de ningún modo.” Paréceme absurdo. Un particular pode defender unha determinada postura, mais un grupo deles, non. Eu perdinme un capítulo. Un partido político non pode defender os seus posicionamentos? Xa será a cidadanía quen vexa se lle parecen ben ou non, pero como non se van poder defender?

5/6-. Calaf defende unha postura, eu evidentemente a contraria. A historia ten moito valor no presente, e incluso nos textos presentes. O réxime económico que se lle negou a Cataluña recurtándolle o seu actual “estatut” en tramitación era similar ao sistema foral que se lle recoñeceu ao País Vasco nese proceso constituinte tan loado, e fíxose, precisamente, por circunstancias históricas. Anda que non ten valor a historia! E se Calaf se reafirma, eu tamén. A dereita non é quen máis debe lembrar o pasado, e menos 1936.

7-. Todas as reais academias da lingua, sexa cal for a lingua, determinan cal é a versión correcta das palabras nas linguas que regulan, para eso foron creadas, e as súas decisións poden parecernos máis ou menos acertadas. Sobre por que se toman unhas determinadas decisións ou non, eu non son filólogo nin entrei nunca a fondo neste tema, os académicos saberán porque o fan, eles que se dedican a iso. Pode parecernos mellor ou peor, eu dende logo non me encontro capacitado para dar argumentos suficientes nun sentido ou noutro. Un barullo na RAG? Que o organismo funcione mellor ou peor pouco ten a ver co noso debate, quizais, se tal circunstancia é así, só nos cabe lamentalo polo importante traballo que ao meu ver ten encomendado, pero pouco afecta ao noso debate. A RAG regula a nosa lingua, e só nos cabe agardar que o faga co mellor dos criterios posibles.
Reafírmase no de Shin Chan, e eu reafírmome en que lle dou a razón, moito ten feito pola nosa lingua, pero para que a peli de Shin Chan e moitas outras emitisen en galego e os rapaces puidesen ver esto como normal, moitos levamos tempo a loitar, e non foron os que como Calaf din querer que o galego se manteña á par que falan o castelán, os que o conseguiron. Ben certo é que non, e penso que é un debate absurdo.
Sobre o galego que falan na TVG, certo é que habería moito que dicir, máis que nada por pedante. Pero tamén, e moitas veces, porque se ve ás leguas que son persoas castelán-falantes que destrozan o galego na tele, iso estou certo que non é bo.
Sobre dos cambios gramaticais, volvo ao dito. Hai un ente creado para decidir, que decidan. Por suposto, eu non me opoño a que ninguén opine, pero non son eu quen vaia discutir aos filólogos se “grazas” ou “gracias”, eu sei recoñecer as miñas limitacións.

8-. Sobre da elección de consellerías. Ben, alédome que lle guste a nosa elección. Pero non deixa de ser certo que todas as consellerías teñen as caras claras e as escuras. Que facer coas peaxes? Si, pero, e o bonito que queda andar cortando cintas? Cultura, espectáculo, si, pero, e o marrón da “Cidade da Cultura”? Todo ten claroscuros, e polo que ao BNG respecta, sempre mantivemos unha actitude creo que bastante coherente. Ademais, a pesar do feito de que non dependan da xestión directa das consellerías do BNG, todos participan do debate e teñen que expor a súa postura, e en maior ou menor medida as decisións do goberno tamén son as do BNG.
Sobre a opinión xeralizada sobre a clase política, nótase que os seus amigos liberais levaban demasiado tempo gobernando, velaí un resultado claro. Efectivamente, moitos amigos do PP teñen un máster un prácticas escuras, pero dende logo, a pesar de Calaf, eu defendo o dereito á presunción de inocencia, e aínda que xa non estamos en idades de crer na bondade universal, creo que podemos defender con exemplos e incluso datos a actuación do noso grupo fronte a outras forzas políticas.

E máis nada. Unha forte aperta e a seguir co debate. Esquecíaseme, a seguir mandarei o segundo comentario.

3/4/06 14:20

 
Anonymous vítor recarei said...

En todo o debate que levamos andado o amigo Calaf e eu subxacen unhas diferencias ideolóxicas evidentes, e penso que a miña postura está clara, aínda que quero abrir o debate sobre estes puntos por se así non fose, estando disposto a extenderme en todo o que se queira (que non se diga que renego dalgúns debates).
Non obstante, aínda que vexo que non comparte as miñas ideas, non alcanzo a comprender que postura defende el ou cal é a súa alternativa.
Así, a bote pronto, ocórrenseme tres grandes temas sobre os que gustaría coñecer os posicionamentos de base de Calaf, e empezar un debate de igual a igual. Paso a expoñelos.

CARBALLO – COSTA DA MORTE – GALIZA – ESPAÑA – EUROPA.
Ao longo do debate deuse este binomio, eu afirmando o carácter colectivo de Galiza e el recordándome que tamén os carballeses temos moito en común, etcétera.
En todo caso, o problema non está en se temos ou non vínculos comúns os carballeses ou os europeos, senón que caracteres ou conxunto deles conforman pobos e quen, a partir destas consideracións, pode reclamar soberanía ou simplemente descentralización.
Xa que logo, a pregunta é obvia: que vínculo de unión hai entre os diferentes niveis? Por que, en base a que? Quen ostenta a soberanía e por que (xa adianto que o argumento “porque o di a constitución” non me vale de moito)?

PERSONALIDADE. IDENTIDADE COMÚN
Moi ligado ao anterior, pero levemente distinto: que define a nosa personalidade, tanto individual como colectiva? Non é unha pregunta tan absurda como poida parecer, penso.

AS LINGUAS.
Que linguas existen? Debemos loitar porque permanezan ou non? Como facelo? Quen debe defender cada lingua?

Ben, penso que, así no abstracto, estes debates dan moito de si. Seguímonos vendo neste blog. Unha aperta.

3/4/06 14:33

 
Blogger Carballo Dixital said...

Por favor, se abrides outro debate sobre os temas que propón Vítor Recarei, decídeo e publicaremos os comentarios nun novo post (para ordenar os temas de debate).

3/4/06 17:43

 
Anonymous Calaf said...

Hola de nuevo. Bueno, pues siguiendo el mismo protocolo de un debate anterior, supongo que este mi tercer turno debería cerrar la contienda dialéctica, ya que por otra parte nuestras posturas van quedando definidas, y mi interlocutor opta por sugerir nuevos asuntos. Intentaré abreviar lo máximo posible.

Creo que te equivocas completamente en tu concepción de los partidos políticos. No son simples grupos de personas particulares con ideas comunes. Eso puede suceder en una asociación cultural, una fundación, o una comunidad de vecinos, y no me preocupa especialmente el que alguno de estos grupos pueda decir que puedan pretender o proponer alguna barbaridad. Porque todos ellos están sometidos al imperio de la ley, sin tener capacidad de cambiarla. Pero un partido político tiene un rasgo diferenciador decisivo: aspira, y puede llegar, a tener el poder ejecutivo. Puede cambiar las leyes, y automáticamente el poder judicial y la policía pueden y deben actuar sobre todos nosotros para aplicar esas leyes. Con respecto a meterse en la vida de los demás, por supuesto que todo legislador afecta a la vida de los legislados. Yo no defiendo la inexistencia de leyes. Al contrario, son indispensables para la libertad y la convivencia. Pero se puede legislar de muchas maneras, y en muchos grados. Las mejores leyes son las sencillas, breves, que limitan lo mínimo posible nuestra libertad, y que se aplican con el máximo rigor. El objetivo de la ley debe ser poner limite a las acciones que limitan la libertad de los demás (vive y deja vivir), pero no limitar otras gratuitamente. Hablar en castellano no supone ningún daño a terceros, por lo que me parece un disparate pretender limitarlo.

Castellano lengua impuesta… ¿cómo y cuándo? Pese a toda la paranoia nacionalista, durante los llamados “séculos escuros” el 99% de la población gallega hablaba en gallego. Y durante el franquismo, mucho más del 70%. Curiosamente ha sido durante la democracia, con la llegada de la libertad, cuando más gente ha pasado a expresarse en castellano de forma más habitual. ¿Cómo se le ha impuesto? ¿Por las armas? ¿Con torturas? ¿O han sido esas personas las que han decidido la lengua en que querían hablar o educar a sus hijos? La verdad, a ese discurso victimista no le encuentro base alguna. La realidad es la que hacemos los ciudadanos, no la que alguien cree que deba ser. Pueden no gustar las decisiones ajenas. Pero no se pueden inventar imposiciones donde no las hay.


1- Lo del “designio divino” era una forma de hablar. Si no eres creyente, dejémoslo en el azar. Pero es que nuevamente tienes un error de raíz. Vamos a ver: que hayas nacido aquí en Galicia es una cuestión de azar incuestionable. Bien. Ahora tú dices que el hecho de que Galicia sea parte de España es una decisión de los legisladores. No lo es. La nación española no es la que es, ni los españoles somos los que somos, porque unos señores lo hayan escrito en una constitución. No. Es al revés. Es que esa constitución existe, y dice lo que dice, porque los españoles, incluidos los gallegos, y por abrumadora mayoría, decidimos que así fuese. Puedes no estar de acuerdo. Puedes argumentar que tú no votaste. Pero negar la legitimidad y la realidad de este hecho es negar la esencia de la democracia y de los procesos constitucionales que se aplican en todo el mundo. Y no me parece muy razonable.

2/3- Po fale.

4- Pues sí que te has perdido un capítulo, el que ya expliqué antes: un ciudadano particular no tiene ni puede llegar a tener poder ejecutivo, pero un partido político sí. Un partido político claro que puede defender sus posicionamientos. Y los ciudadanos podemos, como hago yo, censurarlos y no aceptarlos, mientras y para que no nos los impongan por ley, porque entonces solo nos quedaría jorobarnos.

5/6- El pasado lo debemos conocer y recordar todos, porque todos tenemos cosas que aprender (la “izquierda” más que la “derecha”, por cierto, si bien esa continuidad generacional tan simplista me parece otro grave error). Pero se debe conocer como información para mirar al futuro, no para intentar revivirlo en un eterno retorno. No entiendo la referencia al sistema foral vasco, pero ya que sale diré que me parece el mayor error de la constitución del 78 (que no es perfecta, ni mucho menos). Por eso no me parece mal que se reforme, pero no en la dirección que quieren los nacionalistas-PSOE, ahondando en los errores, sino corrigiendo esos fallos, fijando de una vez por todas la estructura territorial e impidiendo reformas por la puerta de atrás como pretende el Estatut.

7- Yo tampoco soy académico ni pretendo decir cuales son las formas correctas. Pero es que ahí reside de nuevo el error. Dices que las academias son las que deben regular y decidir la corrección lingüística. Sí pero no. Las academias deben recoger una lengua que ya está ahí, y que hablamos los ciudadanos, y establecer una norma común de cómo se habla o se escribe. Pero nunca deben imponernos usos que no se dan en la realidad. Por eso en castellano se han incorporado “fútbol” o “guay” o “flipar”, y a todos nos parece lógico. Pero en gallego han impuesto un “grazas” que el 99% de los gallegos jamás han usado. Eso es una barbaridad. Y esto no es ni más ni menos que la fantasía que Orwell mostraba en 1984, donde la clase dirigente emitía cada pocos meses un gigantesco diccionario del “nuevo lenguaje” que todo el mundo debía emplear, porque creando y eliminado las palabras adecuadas aspiraban a llegar a la perfección.

8- En la elección de consellerías vienes a darme en parte la razón. De todos modos, los claroscuros son más claros para unos y más oscuros para otros, tampoco lo olvidemos.

Y por último me ha llamado muchísimo la atención tu comentario sobre la clase política. Y sin ánimo de resultar pedante traigo aquí unas palabras del “Archipiélago Gulag” de Alexandr Solzhenitsyn (imprescindible), que resultan definitivas:

"El poder es un veneno conocido desde hace milenios. ¡Ojalá nadie
pudiera jamás tener poder material sobre los demás! Sin embargo, para
el hombre que cree en algo superior a todos nosotros y que tiene por
tanto conciencia de sus propias limitaciones, el poder no resulta
mortífero. Por el contrario, para las personas sin esfera superior es
un veneno letal. No pueden escapar a su contagio."

Sinceramente, me esperaba que me dieses en parte la razón en este tema, pero por desgracia veo que tú también estás infectado por ese “veneno”. Me temo que perteneces a ese grupo que cree éticamente superiores a sus líderes, que piensa que los corruptos siempre serán los otros. Pues ojo, porque el veneno además tiene efectos cegadores. Tanto que te impide ver las continuas ilegalidades e irregularidades que, sin ir más lejos, el BNG de Carballo lleva aplicando en sus escasos 3 años de poder (monte das Saíñas, certificaciones falsas, contratos ilegales, y un muy largo etc). Y qué decir de los famosos “100 años de honradez” de los que presumía el PSOE… hasta que gobernó. Con respecto a la referencia al PP, no sé a que viene. Yo no he proclamado la superioridad moral de nadie. Al contrario, expreso mi desconfianza contra toda persona que ostente el poder, y la necesidad de hacerle un marcaje al hombre permanente, aunque solo sea por si las moscas. Pero en fin, veo que mis consejos han caído en saco roto.

En fin, que ha sido un placer, y nos vemos en otro debate. Con respecto a los que sugieres, pues no sé, no tengo un interés extraordinario por los que mencionas, ni excesivo tiempo para tratarlos, pero como tú quieras. Supongo que ya irán surgiendo cuestiones en las que podremos entrar poco a poco, relacionadas con esos temas o no.

Un saludo

5/4/06 22:00

 
Anonymous Anónimo said...

Muy interesante la reflexión de calaf. Te sugeriría que nos las fueses haciendo por entregas porque son muy certeras pero un poco largas. Es un placer leerte.

6/4/06 01:00

 
Anonymous Anónimo said...

Lástima que non escribas máis veces en CD. Dis verdades coma puños pero xa se che aprecia formación, o que non sucede nunha porcentaxe moi elevada de carballeses perfectamente adoctrinados no seu dia por Paco Rodriguez e cía. ¡Para que despois me conten a min que non é tan importante a mensaxe subliminal!

6/4/06 09:37

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner