Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

sábado, noviembre 11, 2006

Atentado artístico


En la noche del jueves al viernes, según cuentan las crónicas locales, un artista enfurecido armado con un turismo intentó destruir la afamada escultura situada en la entrada de nuestro pueblo (esa a la que alguien en este blog bautizó como “el Titanic”).

Al parecer, el acto estuvo motivado por los celos artísticos que se despertaron en el sujeto cada vez que tenía que pasar por delante de la lancha llamada "Porto de Razo", allí varada por orden del afamado artista local Manuel Andrade, autor de la instalación. Según parece, el agresor (que al parecer se encuadra en la corriente del deconstructivismo), celoso al comprobar que Andrade era profeta en su tierra y exponía sus obras sin problema, cuando y donde le daba la gana -y encima el Ayuntamiento se las pagaba bien pagadas-, decidió tomarse la justicia por su mano. Ni corto ni perezoso, en estado de intoxicación etílica (sin duda buscada adrede con el propósito de desarrollar su creatividad), con nocturnidad y alevosía arremetió con su vehículo contra la instalación.

Inmediatamente se desplazaron al lugar de los hechos los GEO locales, quienes detuvieron al artista saboteador, pese a que se resistió a los agentes con gritos, improperios y frases como "alguén tiña que facelo" y "hoxe por ti, mañán por min".

Afortunadamente para el patrimonio artístico carballés, la colisión no produjo los efectos deseados. Aunque la embarcación se desplazó varios metros de su lugar original, pronto fue recolocada otra vez en su sitio, y todavía hoy podemos disfrutar de esta obra de arte.

Este hecho desgraciado se suma a algún intento de boicot anterior, como el de aquel que colocó un televisor viejo al lado de la lancha. ¿Sería el mismo que ahora intentó acabar de una vez por todas con la magna obra?


Enlaces relacionados:

Crítica de arte

2 Comments:

Anonymous Salvador Dali (Quedali) said...

Muy atinado el enfoque artístico sobre la tragedia del Titanic. Es un punto de vista que me abre nuevas expectativas sobre todo lo que me rodea. Por ejemplo: por aquí tengo un boli viejo, una alpargata, una manzana a medio comer, un cd del Fary, el teclado del ordenador, un destornillador (para apalancar; a veces se atasca la “L” del teclado)…¡Puede ser arte!
Es increíble, estoy rodeado de arte y no lo sabía… ¿O hace falta ponerlo todo en una rotonda para que sea verdadero arte? Si alguien lo supiera..

11/11/06 20:14

 
Anonymous Filocles said...

Con rotonda

12/11/06 12:20

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner