Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

viernes, noviembre 10, 2006

¡La Plaza!


“O tempo da modernidade chegou aquí tamén”.

Esto es lo que sentenció Evencio Ferrero refiriéndose al proyecto del párking y del futuro edificio comercial de este sufrido Carballo.

Pues ya era hora de que fuera llegando aquí el tiempo de la modernidad porque, de un tiempo para acá, Carballo estaba cambiando de cara (y cada vez más fea):

- Calles sucias (las del centro no, claro); y cuando digo sucias es sucias de solemnidad. Y muy peligrosas: cristales de vasos y botellas rotos, producto de botellones (o botellines) mal asimilados y peor digeridos (se suele acompañar el sembrado de cristal con su respectiva vomitona) nos acompañan durante cuatro o cinco días, después de cada fin de semana, en muchas calles de este Carballo al que la “modernidade chegou”.

- Pseudotravesías completamente embarradas (verdaderas pistas de rally) que a su vez embarran las calles adyacentes.

- Calles sin aceras, donde los peatones sortean los coches y camiones aparcados jugándose el tipo entre los charcos que deja la lluvia en la vía mal drenada y el coche que viene de frente a toda velocidad, con las ventanillas bajadas y el reguetón a tope.

…Y dejadez. Mucha dejadez. Bueno, tenemos un par de rotondas nuevas que ya las quisieran para sí en Marbella. La del peixe (me refiero al objeto que quiere representar) y la del Titanic (eeeessa, sí, la de ese).

Pero viene la “modernidade” (al fin) y ¡PLAF! nos da en los morros de la plaza (pobre plaza) y nos barre el jardín, las pistas deportivas y veremos qué más, ya verán, ya. El caso es que aquí se barre lo que no se debe de barrer y lo que se debe de barrer se deja hecho un estercolero.

Pero si la plaza estaba bien; que se lo pregunten a los niños, a los padres de esos niños y a los ancianos que disfrutan de ese agradable lugar de esparcimiento, de los pocos que tenemos (¿hay más? Ah, sí: el paseo del Anllóns, pero eso es de otra época; ahora para esparcirse hay que ir “Ó Bosque”).

Pero señores (y señoras, claro, faltaría más) del tripartito, ¿es que no se puede hacer el edificio comercial en otro lugar?, ¿es que no se pueden hacer las cosas de otra manera?.

¡Qué falta de…! en fin, de lo que falta.

A propósito, Sr. alcalde. Mire qué manía más tonta ha cogido usted con eso de no proporcionar toda la información necesaria en ciertos asuntos (urbanísticos, ya sabe). Eso no está bien, No, no. Ocultar información cuando a usted le conviene no está nada bien. Y mire que ya lo ha hecho varias veces y siempre le cachan. Va a venir el ogro de las elecciones y le va a dar un susto.

Tiquíades


2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Eu, penso que tes razón na meirande parte do que dis, no que xa non estou tan dacordo, e en intetar amedrentar o alcalde coas eleccións.Porque o pobo esta tan limpo coma sempre no digo nin mellor nin peor senon igual, os rapaces tamen saían co anterior goberno,tamen facían botellóns,rompían cristais ect... No tocante os temas de urbanismo se non me equivoco iso e tema de Andrade asi que penso que se esta a trabucar de obxetibo.

10/11/06 22:17

 
Anonymous Filocles said...

No sólo yo estoy de acuerdo con lo de la suciedad de Carballo (y con lo demás también). Veo en un reciente “Rueiro de Carballo” (el mismo al que se refiere el autor del artículo “O xardín borrado do mapa” que está 4 puestos a continuación de éste) que el Concello también está de acuerdo con el lamentable estado que presenta nuestra querida villa (es tan lamentable que estoy por llamarla en vez de villa de Carballo, panchovilla de Carballo), y confirma este acuerdo con letra de imprenta. Como les decía: si cogemos dicho callejero por la parte del plano de Carballo, el la parte superior izquierda, justo encima del Sisto, vemos que pone “Rueiro de Carballo” e inmediatamente debajo pone “Carballo merda, ¡descúbreo!”.
Compruébenlo, ya verán.

11/11/06 20:17

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner