Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

viernes, febrero 29, 2008

Vía crucis con 3 semanas de antelación


El que realiza periódicamente nuestro amigo Santiago Pazos en A Nosa Costa y que desde aquí seguimos con gran atención. Hoy tenemos una nueva entrega de sus reflexiones entre las que, como no, hay referencias a nuestra villa y su entorno. Con algunas coincidimos y con otras no, pero en todo caso resulta agradable comprobar que hay quien analiza la actualidad con sentido crítico. Son las siguientes:

3ª Estación. Con los planes estratégicos donde se dispone de capital a fondo perdido pasa como con las herencias familiares, todos nos consideramos con más derechos que el primo hermano. En esa esfera debemos situar la pelea geográfico-semántica surgida alrededor del Pacto Territorial para el Empleo o del Consorcio de Turismo. Por su peso específico en los índices de población y paro, la presencia de Carballo condiciona todos los registros. No es nada extraño que los pueblos pequeños y algunas asociaciones comarcales se quejen al temer que sólo recibirán las migajas de la inversión, pero no es menos cierto que el que no firme el Pacto perderá un tren necesario aunque éste sea de segunda clase.

4ª Estación. Lo único que recuerdo de la toma de posesión de Evencio Ferrero como alcalde de Carballo fue su compromiso personal con el desarrollo de la normativa de participación ciudadana. Poco más de medio año después, el proceso está en marcha y parece que los problemas que plantea su aplicación están siendo solventados, sobre todo en lo que atañe a su información y difusión. Desconozco el tipo de problemas técnicos con los que se habrán encontrado, y se seguirán encontrando, para que la mayoría de las asociaciones se abstengan de participar. Ya en su momento afirmé que, por lo farragoso de su excesivo reglamento, el corsé elegido ahogaría las expectativas. Aún así me alegro que, a pesar de mis desconfiadas reservas, la democracia participativa deje de ser un bonito eslogan y se convierta en una incipiente realidad.

10ª Estación. El capítulo acuícola sigue abierto. He de reconocer que en este tema estoy hecho un lío. Considero bueno para Galicia su desarrollo y comprendo las reticencias de los vecinos de las zonas afectadas. Lo que más me molesta es la demagogia y la poca pedagogía que se está haciendo al respecto. Sospecho que nos están engañando, sospecho que los intereses particulares por un lado, y los intereses políticos por otro, se están anteponiendo al interés general con una desfachatez burlesca. Los que sí lo tienen claro son los de la plataforma “Galiza non se vende”, según un manifiesto que ha llegado a mis manos, están en contra de cualquier plan de desarrollo, ya sea ferroviario, acuícola o minero. Tienen toda la razón, donde no se mueve paja no se necesitan graneros. ¡Para ponerse a llorar!

11ª Estación. Cuando escucho al portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, despotricar tan agriamente contra sus socios de gobierno, los “corruptos” socialistas, dudo que la niña del exorcista sea un personaje de ficción. ¡Qué difícil lugar para vivir debe ser ese espacio tortuoso situado entre Sócrates con su veneno y Poncio Pilatos lavándose las manos!

Post Data: nos comentan que las famosas banderolas colocadas ilegalmente por el BNG y que tan curiosas reacciones han provocado han sido finalmente retiradas, o por lo menos algunas de ellas. Parece que esta vez Smeagol se ha impuesto a Gollum. Esperanza para la comunidad del anillo, pues.



Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner