Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

jueves, marzo 30, 2006

Mercados provisionais


Aínda que Carballo Dixital é unha bitácora adicada exclusivamente á actualidade de Carballo, traemos aquí a colación unha noticia que ven da Coruña, por gardar relación co proxecto do centro comercial da praza do Concello.

Como saberán os nosos lectores, as previsións do goberno local pasan por trasladar ós actuais placeiros a un mercado provisional a construir no parque do San Martiño, tal e como adiantou Manuel Andrade hai poucas semanas. En canto ó tipo de instalacións a utilizar, o propio goberno indicara nos medios que se trataría dun sistema análogo ó empregado no traslado dos concesionarios do mercado da Guarda, na praza de Lugo da Coruña. De feito, tomouse este proxecto coma un modelo do que se pretende facer en Carballo.

Pois ben, onte mesmo o xornal “La Opinión” da Coruña traía un amplo e interesante artigo no que se analizaba a situación na praza de Lugo, tanto para os placeiros trasladados coma para os comerciante do seu entorno, cando se levan 2 anos de obras. Salvando as distancias, e aínda tendo en conta que son casos distintos, cremos conveniente botar un vistazo a ver qué tal marchan as cousas por alí:

Los comerciantes denuncian que sus beneficios han descendido un 50% desde que se hizo el traslado a la plaza de Pontevedra.

Pilar Gómez.A Coruña


Los tres años que lleva el mercado de la plaza de Lugo vacío han provocado el cierre de una decena de establecimientos de su entorno. Al menos nueve negocios de esta zona de la ciudad han tenido que cerrar sus puertas debido a la falta de clientela, que se desplazó con la gente del mercado a la plaza de Pontevedra.


Negocios de hostelería, textil, decoración y menaje han echado el cerrojo en los tres años transcurridos desde el desalojo del mercado de A Guarda. Algunos se adelantaron a las posibles pérdidas y decidieron cerrar en 2003, con la promesa de reabrir en el momento en el que se inaugure el mercado. Eso es lo que le dijeron a sus empleados, que se fueron al paro ese año, aunque ahora los comerciantes que aún permanecen en sus establecimientos dudan de que vayan a volver.


El motivo principal de las clausuras es el bajón de ganancias. Durante estos tres año, la mayoría de los comerciantes han registrado unas pérdidas de entre el 50% y el 60% de beneficios en sus negocios. Desde el 3 de abril de 2003 que se marcharon los últimos concesionarios de los puestos, los propietarios de los establecimientos situados en las calles aledañas a la plaza de abastos han visto cómo su clientela descendía poco a poco, por el traslado del mercado y las molestias causadas por las obras.

Dolores Domarco, la portavoz de los comerciantes del exterior de la plaza, confía en que se cumpla de una vez la fecha prevista para la apertura del nuevo mercado y no pierdan el dinero que han desembolsado para comprar lo que pondrán a la venta el próximo otoño-invierno, como es el caso de los textiles. "Nosotros adquirimos nuestros productos con una antelación de ocho o diez meses. Ya tengo en la tienda la ropa del invierno que viene, así que espero que abran antes, porque la colección de este verano ya me la voy a tener que quedar yo si no abren pronto", afirma Domarco.

El Ayuntamiento proporcionó ayudas a los comerciantes en la primera campaña de Navidad después del traslado de los concesionarios de los puestos a la plaza de Pontevedra. Los trabajos en el entorno del mercado auguraban un descenso de ventas en una de las mejores temporadas para los propietarios de negocio. Por este motivo, el Ayuntamiento subvencionó el alumbrado navideño al distrito comercial del mercado y colocó unos carteles indicativos de cada comercio.

La última fecha dada por el Ayuntamiento para la apertura del nuevo mercado de la plaza de Lugo es julio. Las obras concluirían, según anunció la concejala Mar Barcón, durante el mes de junio y, a comienzos de verano se produciría el traslado de los propietarios de los puestos. Los placeros, sin embargo, tienen muchas dudas acerca de que los plazos dados por los responsables municipales puedan cumplirse.


Los operarios comenzaron la semana pasada a colocar la cubierta de cobre del nuevo mercado, aunque las lluvias y vientos registrados el jueves y el viernes impidieron que se pudiese concluir este trabajo. En el interior los trabajos también van bastante lentos y con mucha diferencia entre plantas. En una de ellas ya se ha comenzado a poner el azulejo
-gris- pero el suelo, por ejemplo, está todavía con cemento.

Marzo de 2006 era la fecha inicial prevista por la empresa Saite para entregar la obra del nuevo mercado al Ayuntamiento. Sin embargo, los parones de varios meses en las obras han impedido que los placeros puedan regresar a su ubicación inicial.


Mientras, placeros del mercado de A Guarda han comenzado una campaña de recogida de firmas contra la ordenanza municipal de mercados que se aprobará en el próximo pleno municipal, la semana que viene. Los comerciantes no están de acuerdo con cuestiones como la apertura de sus puestos dos tardes a la semana
-jueves y viernes- o con la obligatoriedad de vestir un uniforme cuyo color dependerá del sector -pescado, carne, pollo, fruta y verdura, pan-. Los concesionarios de los puestos consideran que los uniformes de todos deberían ser blancos, por cuestiones de higiene.

Las pescantinas, por ejemplo, consideran que el Ayuntamiento no puede pedirles que pasen más horas en el mercado, ya que se levantan a las cinco para ir a la lonja a comprar la mercancía y luego no salen de la plaza de abastos hasta las cuatro de la tarde. "No vamos a vivir aquí", protesta Luisa Campelo.


Tampoco aprueban el azulejo gris que estará en los puestos del nuevo edificio, tanto porque el blanco es más higiénico como por que da más luz al interior del inmueble.



0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner