Bitácora de noticias e opinións sobre a actualidade de Carballo

jueves, febrero 16, 2006

Antecedentes del conflicto de Arriva


Hemos recibido la siguiente colaboración firmada por Calaf que nos da cuenta de los antecedentes del conflicto laboral de la empresa de autobuses Arriva:

Como consecuencia del terrible incendio de 4 autobuses en la estación de Carballo, y habida cuenta del desconocimiento de su autoría, se ha especulado con su posible relación con el conflicto laboral que la empresa Arriva (dueña de 3 de los 4 vehículos) ha mantenido con los sindicatos. Puesto que se trata de un asunto muy grave, y este tema no es bien conocido por la mayoría de los carballeses, he creído conveniente hacer un pequeño repaso de hemeroteca de los antecedentes en los conflictos laborales de Arriva. Espero que estos datos puedan ayudar a arrojar algo de luz, o al menos sirvan para que todos nos podamos formar nuestra propia opinión, junto con los restantes datos presentes en los medios de comunicación:

La primera parte del conflicto se remonta a septiembre-octubre de 2005:

Septiembre de 2005: Arriva presenta tres denuncias por rotura de lunas. Un conductor de la línea Lugo-Ribadeo dijo que varios viajeros habían abandonado el autobús por temor a nuevos ataques.

27-9-2005: 2 autobuses de Arriva son incendiados en la estación de autobuses de Vilalba. Los autocares ardieron parcialmente poco después de la medianoche.... Fuentes de la empresa cifraron los daños en 150.000 euros. La intervención de Protección Civil impidió que las llamas afectasen a otros cuatro vehículos estacionados en la dársena de la estación y que destruyesen completamente los dos buses atacados. El fuego, según explicaciones ofrecidas por Protección Civil, comenzó en ambos autocares en dos sitios, bajo las ruedas y bajo los motores.

Este fue el principal de una cadena de incidentes que se vio completada con otros más. Así, en San Sadurniño, se pincharon dos autocares, mientras que cerca del puente de A Pasaxe, pasadas las siete de la tarde, fue apedreado un autocar que circulaba hacia Ferrol. Además, se rompió la luna de un autobús que cubría la línea Ourense-A Coruña, cerca del peaje de Abegondo.

Los sucesos ocurrieron en el inicio de cuatro días de un paro intermitente -convocado por los sindicatos UGT, CC.OO., CIG y CUT- que comenzó el 12 de septiembre.

El director ejecutivo de la firma, Timothy Routledge, transmitió al secretario general de la CIG, Xesús Seixo, la queja por el «abuso del legítimo derecho a la huelga».

05-10-2005: dos empleados de Arriva se ponen en huelga de hambre. Uno de ellos afirma que se le despidió enviándole una sanción y sin explicación alguna. Todos los sindicatos que están presentes en el comité de empresa apoyan a este trabajador: CCOO, UGT, CIG y CUT. El representante de la CIG Ernesto López Rei afirmó que también se pondrían en huelga de hambre representantes sindicales y del comité de empresa, relevándose cada día.

06-10-2005: huelga de trabajadores de Arriva. El paro deja casi incomunicada por autobús a la Costa da Morte, cuyos únicos servicios mínimos son un viaje diario a Coruña, uno a Santiago y dos a Finisterre. Arriva es la empresa de transporte hegemónica en estas comarcas. En otras informaciones se dice que el número de trayectos pasa de 175 a quedarse en 20. La huelga se debe al despido de tres empleados, cosa que los sindicatos creen injustificada.

07-10-2005: 40 autobuses de Arriva son atacados por desconocidos. La prensa recoge las declaraciones de alguno de los ocupantes de un autobús de Arriva que hacía el viaje Coruña-Ferrol, y que fue atacado sufriendo el destrozo de lunas. El suceso se repite en otros viajes, y en Monfero tres vehículos amanecieron con las lunas rotas. Se critica que los sindicatos reclamen diálogo a la empresa, y al mismo tiempo haya ataques contra trabajadores, instalaciones, e incluso contra los usuarios de los autobuses.

08-10-2005: Los ataques contra Arriva paralizan el 30% de sus autobuses. Personas desconocidas sabotearon 10 vehículos, sigue la huelga, y la empresa no consigue cumplir con los servicios mínimos como consecuencia de los continuos ataques y coacciones.

10-10-2005: Arriva afirma que al empleado que hace huelga de hambre se le despidió por encubrir la manipulación de un tacógrafo. Mientras que el trabajador afirmaba que le habían echado por verse obligado a cambiar un disco del tacógrafo, porque llevaba más de 4 horas conduciendo, la empresa decía que se le había despedido por manipular el tacógrafo (falta muy grave) y llamaba a resolver el problema en los tribunales, no mediante coacciones.


La segunda parte del conflicto se da en diciembre de 2005 y enero de 2006:


24-12-2005: Las líneas de Arriva en la Costa da Morte se segregarán en tres, a cubrir por Autos Vázquez, Monbus y Autos Carballo. O al menos eso sucederá en los próximos meses si la Dirección Xeral de Transportes aprueba sin cambios el expediente de reestructuración y segregación que presentó Arriva. La CIG protesta contra esta segregación y considera que “constitúe un atropelo a toda a cidadanía da zona”.

29-12-2005: Los Concellos exigen que se mantengan las líneas de Arriva. Los alcaldes de Carballo, Cee, Corcubión, Dumbría y Finisterre demandan que los cambios no supongan perjuicios para los ciudadanos en cuanto a la prestación de servicios. El alcalde de Carballo envía alegaciones a la Xunta reclamando que no haya pérdidas.

30-12-2005: Rechazo frente a la posible segregación de líneas de Arriva. El secretario comarcal de transportes de la CIG, Ernesto López Rei, afirma que se producirá un reducción de la plantilla en un 30%, y que la Costa da Morte tendrá un “serio recorte de liñas de transporte de viaxeiros”, algo altamente preocupante.

31-12-2005: La segregación de Arriva, a debate en el Parlamento. Se debatirá a iniciativa del diputado del BNG Fernando Blanco, que considera que se reducirán los viajes.

11-01-2006: La CIG denuncia las consecuencias negativas de la segregación. Este sindicato, que es el mayoritario en la empresa Arriva, dice que la reestructuración reduciría la calidad del servicio, que eliminaría un 30 a 40 % del personal, y que las razones económicas que da Arriva no se sostienen, porque los problemas continuarían con las nuevas líneas.


No he podido encontrar más noticias relacionadas con este asunto, por lo que cabe suponer que la segregación sigue sin resolverse. Me gustaría que alguien me lo pudiese confirmar.


Por otro lado, durante este año ha habido otro conflicto sonado con respecto a las ambulancias, del que estos son los sucesos más destacados:

17-1-2006: 8 ambulancias fueron quemadas en A Coruña (7) y Oleiros (1), un día antes del inicio de una huelga en el sector. Al parecer, los autores utilizaron pastillas retardantes colocadas en los guardabarros. Este incidente se produce un día antes de la convocatoria de CCOO, UGT y CIG de una huelga de trabajadores de las ambulancias de toda Galicia, que permanecerán en paro hasta el día 20 para reclamar unas «condiciones de trabajo dignas».

19-01-2006: Detienen a un representante sindical de la CIG, acusado de pinchar ruedas de ambulancias. El detenido es Ernesto López Rei, responsable de la negociación del convenio de ambulancias. El suceso tuvo lugar en las inmediaciones del hospital San Rafael (A Coruña). Paulo Carril, secretario comarcal de la CIG, calificó la detención de Rey de «arbitraria, inxusta e discrecional».

04-02-2006: Queman 2 ambulancias en Santiago y Vigo.

09-02-2006: Sabotean 17 vehículos en el inicio de la huelga de ambulancias. En la primera jornada se pincharon las ruedas de 14, se rompieron los retrovisores de 2, y se agujereó el radiador de una. La huelga de ambulancias, que afecta a 1.500 empleados pertenecientes al sector público -a través del servicio 061- y al privado, tiene como objetivo demandar la negociación de un convenio colectivo a nivel autonómico, la convocatoria de una mesa sectorial para regular el sector y el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

10-02-2006: Pinchan las ruedas de 15 ambulancias en la segunda jornada de huelga. Se produjeron en las ciudades de A Coruña, Santiago y Vigo, mientras que en las provincias de Lugo y Ourense no se registraron apenas incidentes.


Otros enlaces relacionados:

A CIG, sorprendida, fala dun acto de vandalismo “coma en París”, mentres Evencio di estar “desconcertado

Incendian cuatro autobuses en Carballo

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

A segregación de Arriva, aínda que na práctica semella resolta (hai xa Autobuses de Vázquez facendo traxectos polas nosas terras) administrativamente está pendente de resolución, toda vez que tanto a CIG como creo que o Concello de Carballo presentaron alegacións ao proxecto e a Dirección Xeral do Transporte dispón de dous meses para resolver ditas alegacións, prazo que aínda non transcorreu.

16/2/06 10:35

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

 
eXTReMe Tracker
Enlace ó noso arquivo RSS Feedburner